Día de los Inocentes.

El otro día vino mi primo a mi casa y empezamos a jugar al escondite. Mi primo se la quedaba. Yo me escondí en el trastero detrás de unos cuantos muebles. Al cabo de 1 minuto oí a mi primo decir bien alto ¡YA VOY! Aunque es bastante lento y nunca me encuentra, al final me suele encontrar. Pasadas ya ¡1hora! oí una voz extraña que subía al trastero y escuché “¿seguro que han secuestrado a su prima mientras jugaban al escondite?” Salí al instante pero con la cara roja. Mi familia y el policía me miraron supercabreados y luego mis padres ¡me echaron una buena bronca!

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hay chicas.

No la querias.