Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

Jugamos.

Imagen
- ¿Jugamos a ser novios?

- ¿Y a eso como se juega?

- Quien se enamore primero pierde.


Así soy yo.

Soy de esas que tienen tres vidas; la suya, la que se inventan los demás, y la que sus padres creen que tienen. De las que cuando tienen un día estresado lo pagan con la persona equivocada. De las que a veces se sienten mejor estando solas, aunque echen de menos los suyos. De las que lloran con las películas románticas. De las que van con el miedo a fallar pero aún y todo se entregaran al máximo. De las que escriben su nombre en los cristales empañados para luego borrarlos. De las que se quedan hasta las tantas para hablar con él. De las que tienen expectativas. De las que no se entienden ni ellas pero saben lo que quieren. De las que son capaces de sacarte una sonrisa en tus peores días. De las que echan el bolígrafo al suelo para coger la notita que les lanza el compañero. De las que les entra la risa tonta en momentos serios. De las que les encanta quedarse hablando con las amigas toda la tarde. De las que llegan tarde a casa porque en el camino se entretienen demasiado. De las que…

Es la hora.

Imagen
Es hora de que retome el control de mi vida. Me apetece soltarme el pelo, creerme guapa, salir de fiesta y enborracharme. Me pondre los tacones mas altos que encuentra en mi armario, un escotazo que deje sin aliento a todo hombre viviente y unos pantalones que con solo vermelos puestos a cualquiera le apetezca quitarmelos. Saldre a bailar hasta que el cuerpo aguante y hasta entonces bebere a mas no poder. Si tengo ganas de tirarme a uno melo tiro y si son dos mejor. Cerrare bocas a quienes la abran mas de la cuenta y no volvere a ser la tonta a la que pisotee nadie. Mi palabra valdra mas que la de nadie y luchare por lo que quiero. No malgastare mis lagrimas por cebollas que no valgan la pena, es mas, seran ellas las que las malgasten por mi. Si hace falta que te grite a los cuatro vientos que te quiero lo hare y sino telo recordare todos los dias al oido. Y si me haces caso bien, sino tambien.


Que extraña puede ser la vida.

Imagen
Lo que mas quieres lo pierdes, el que mas te quiere lo ignoras. El que mas te rechaza lo adoras, el que mas adoras te rechaza. El que mas te hace sufrir lo amas, el que mas te ama lo utilizas. El que mas te traiciona lo perdonas y el que mas te perdona es el que mas traicionas.




Imagen
Escuchar esa canción, y que de repente se congele el tiempo y aparezca inconscientemente la imagen de esa persona tan especial...



Me encanta.

Imagen
Me encanta cuando sonríes, pero me gusta aún más cuando yo soy la razón de ello...

¿Sabes que?

Puede que sea vergonzosa, y un poco tímida, puede que a veces sea muy niña, y algo estúpida. Puede que me guste escuchar esa tonta canción que me recuerda a ti. Puede que sea un poco romántica, y siempre llore al ver alguna de esas películas que siempre acaban bien. Puede que sea de risa floja, y que me de por reír al verte sonreír, puede que se me salgan los colores cada vez que me sacas la lengua, solo por verme sonreír, puede que ponga cara de tonta cada vez que huelo a ti y puede, que sea feliz cuando estás conmigo. Cuando estás sin estar, cuando no te das cuenta de que te miro, o cuando no me quiero dar cuenta de que me miras sin querer verme. Puede que me guste que me susurres un te quiero, y así tener alguna escusa para acercarme más a ti. Puede que tiemble cada vez que te veo girar la esquina, y que me ponga nerviosa cada vez que te me acercas. Y, ¿sabes que? Que puede que te quiera y más de lo que piensas.
Imagen
Primero tapate los odios muy fuerte, muy fuerte, muy fuerte y ahora toca mi corazon ¿olles lo mucho que te quiero?

Y ahora, tan solo nos quedan los restos de un amor que nunca existio, de un deseo no cumplido, de los besos dados, de abrazos, de peleas no resueltas, de algo que no llegó a funcionar del todo bien. Tal vez no supimos aceptar que teníamos demasiadas cosas en común, que nos queriamos, que sabiamso perfectamente que estábamos hechos el uno para el otro. Pero el miedo a fracasar, a que salga mal, a un rechazo, suele ser el que gana y el que nos da ese impulso que hace rendirnos. Ese maldito impulso que nos impider dar otro gran paso, por el cual perdemos tantas cosas, o por el cual nunca llegamos a conseguir nuestros retos.