¿Sabes que?

Puede que sea vergonzosa, y un poco tímida, puede que a veces sea muy niña, y algo estúpida. Puede que me guste escuchar esa tonta canción que me recuerda a ti. Puede que sea un poco romántica, y siempre llore al ver alguna de esas películas que siempre acaban bien. Puede que sea de risa floja, y que me de por reír al verte sonreír, puede que se me salgan los colores cada vez que me sacas la lengua, solo por verme sonreír, puede que ponga cara de tonta cada vez que huelo a ti y puede, que sea feliz cuando estás conmigo. Cuando estás sin estar, cuando no te das cuenta de que te miro, o cuando no me quiero dar cuenta de que me miras sin querer verme. Puede que me guste que me susurres un te quiero, y así tener alguna escusa para acercarme más a ti. Puede que tiemble cada vez que te veo girar la esquina, y que me ponga nerviosa cada vez que te me acercas. Y, ¿sabes que? Que puede que te quiera y más de lo que piensas. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hay chicas.

No la querias.