¿Ha tocado fondo?

¿Ha tocado fondo? No lo sabe. Ha escuchado decir que a veces hay que ir hasta abajo del todo para impulsarse hacia arriba. Entonces aprietas los dientes, reflexionas las rodillas y saltas con fuerza para salir del pozo. Esa es la vida. Una constante salida y entrada de pozos imaginarios, más o menos profundos, en las que caes y de los que tienes que tratar de fugarte con el menor número de rasguños posibles.

                                                                                                              Callame con un beso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hay chicas.

No la querias.