Me considero fan de tu sonrisa, de tu risa nerviosa, del lunar que tienes en el cuello. Adicta a la suavidad de tus labios, al calor de tus abrazos y al tacto de tus manos en mi piel. Aficionada a sumergirme en tus ojos sin flotador ni nada que pueda salvarme. ¿Sabes? Que le jodan a los kilómetros que nos separan. A estas alturas, ya no puedo dejar de quererte.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hay chicas.

Te todo.

Vive la vida como si fuese el ultimo día.