No la querias.

No la querias. Simplemente no querias estar solo. O tal vez, tal vez era buena para tu ego. Puede ser que te hiciera sentir mejor con tu miserable vida, pero no la querias. Porque nadie destruye lo que quiere.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Hay chicas.

Te todo.