Ese escalofrio.

Ese escalofrío que te recorrió toda la espalda fui yo besandote desde lejos. Porque no hay nada más tentador que verte salir de la cama y quedarme yo en ella esperando a que vuelvas. Y verte volver, meterte entre las sabanas y acurrucarme en tu pecho. Es bonito ¿sabes? Ver como sueñas con tu sueño.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Hay chicas.

Te todo.

Vive la vida como si fuese el ultimo día.