Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

Olvidar..

Imagen
Muchos de nosotros nos hemos empeñado tanto en querer olvidar que, sin darnos cuenta, hemos terminado recordando más que cuando tratábamos de olvidar. Por tanto, mi única conclusión es que "olvidar" es simplemente una palabra que alguien inventó para esperanzar a las personas cada vez que piensen que no pueden dejar de recordar. Así que, hace tiempo, yo personalmente decidí dejar de olvidar, porque cuánto más empeño ponga uno en ello, menos conseguirá hacerlo. Simplemente me he limitado a vivir con algo que no sé si llegaré a olvidar, pero llevo una convivencia conmigo misma adecuada, es decir, sé que ese sentimiento está ahí, sé que quizás nunca se vaya de mi lado y sé que lo más probable es que siga doliendo. Pero no por ello voy a permitir que pueda conmigo misma. Simplemente está aparcado, quieto. Estoy aprendiendo a llevarlo de la mejor manera posible y justo en el momento que aprendí a no tratar de olvidar tanto, me di cuenta de que cuánto menos intente olvidar, por ra…
Imagen
Tengo muy claro si marcharme para siempre es lo correcto, pero estoy segura de que seguir aquí sería uno de los errores más grandes que podría seguir cometiendo. Puedes pedir un deseo si quieres; me iré igual de rápida que una estrella fugaz y seré esa vela que se apaga después de pedir lo que más deseas. No voy a reclamarte nada, excepto que no seas mío. Me voy con la cabeza bien alta, de eso no cabe duda, pero de poco me vale marchar así si tengo el corazón por el suelo con el resto de tus huellas. A día de hoy no podría quererte nada que no te haya querido ya. Esperarte siempre se me dio bastante mal, pero a ti, pedirme que lo hiciera se te daba de puta madre, lo cual, había un equilibrio lo suficientemente estable para que yo siguiera ahí, esperando algo que en el fondo, sabía que nunca llegaría. He de decirte, que para mi ha sido todo un placer haber coincidido con tantas sonrisas tuyas en la cama, para ti el placer es no haber coincidido con ni una sola lágrima mía. Te vo…
Fallos..

De esos que no nos dejan dormir a las dos de la madrugada, de esos que tanto nos torturan. A veces echo la vista atrás y veo todo mi pasado, todas mis caídas, todas mis lagrimas.. Y es que en mis 18 años he cometido mas fallos que aciertos, he aprendido mas de lo que he deseado nunca.. Pero luego lo pienso, y no, no me disgusta aprender de ellos. La vida se mide en pequeños errores que nos enseñan a ser un poquito mejor y a crear nuestro YO interior, ¿acaso eso es otra equivocación? De nada sirve lamentarnos de las perdidas, de las heridas, de cada palo.. De nada sirve volver al pasado y torturarnos por haber cometido el fallo mas idiota del mundo, ¿acaso los demás no los cometen? Por eso te pido por favor que cierres el libro o que arranques la página, que te levantes y muestres tu mayor sonrisa. A veces vemos los fallos como algo negativo cuando nos enseñan mas que muchas otras cosas.
Imagen
De nuevo estoy por aquí para hablaros de otros libros que he leído desde la ultima recomendación. En total son cuatro, uno independiente y una trilogía erótica.

LA REINA DE MI CASA


«Me llamo Samantha, tengo veintinueve años y en mi vida he horneado un pastel. Tampoco sé poner una lavadora y mucho menos coser un botón. Lo que sí sé es modificar un contrato financiero y ahorrarle a mi cliente treinta millones de libras.» Emprendedora y eficiente abogada de la City londinense, Samantha no sólo adora su trabajo sino que vive para él. Adicta al estrés y la presión extrema, ha llegado hasta el punto de enviar y recibir emails durante las sesiones de relajamiento con su terapeuta. La adrenalina es su combustible y convertirse en socia de un prestigioso bufete su objetivo declarado. ¡Qué menos! Y cuando está a punto de conseguirlo surge la catástrofe en forma de un error, pero no un simple error, sino un error garrafal que cae sobre su persona como un meteorito. ¡Madre mía, trágame tierra! ¿Qu…