Olvidar..

Muchos de nosotros nos hemos empeñado tanto en querer olvidar que, sin darnos cuenta, hemos terminado recordando más que cuando tratábamos de olvidar. Por tanto, mi única conclusión es que "olvidar" es simplemente una palabra que alguien inventó para esperanzar a las personas cada vez que piensen que no pueden dejar de recordar. Así que, hace tiempo, yo personalmente decidí dejar de olvidar, porque cuánto más empeño ponga uno en ello, menos conseguirá hacerlo. Simplemente me he limitado a vivir con algo que no sé si llegaré a olvidar, pero llevo una convivencia conmigo misma adecuada, es decir, sé que ese sentimiento está ahí, sé que quizás nunca se vaya de mi lado y sé que lo más probable es que siga doliendo. Pero no por ello voy a permitir que pueda conmigo misma. Simplemente está aparcado, quieto. Estoy aprendiendo a llevarlo de la mejor manera posible y justo en el momento que aprendí a no tratar de olvidar tanto, me di cuenta de que cuánto menos intente olvidar, por raro que parezca, más terminaré olvidando.

No os empeñéis en que funcione algo si sentís que la otra persona no se digna ni a intentarlo. Una relación no la puede llevar una sola persona. A no ser que hablamos del amor propio que cada uno de nosotros nos debemos tener.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hay chicas.

No la querias.