Hace poco terminé una de las experiencias mas bonitas de mi vida. No se si os lo habré contado, pero estudio magisterio de primaria y el viernes pasado acabé mis prácticas en un colegio con niños de segundo de primaria. Derrame muchas lagrimas en mi despedida, demasiadas. Se les coge tanto cariño, dan tanto amor.. Aquí os dejo una carta que les escribí y entregué a cada uno de ellos:


"Para mis queridos niños:

Hace tres meses entre muerta de miedo al colegio. Por primera vez me iba a poner delante de una clase de verdad con niños que me aceptarían, o tal vez no. Que me querrían con ellos, o no. Estaba muy nerviosa, os lo confieso. Y hoy, mi último día aquí, siento un vacío enorme al pensar que no voy a poder veros las caritas por las mañanas.

Gracias por todo el amor, comprensión, paciencia, atención y cariño que me habéis dado. Prometo guardar en mi corazón vuestras confesiones y vuestros abrazos. Ojalá la vida os de tanta felicidad como la que me habéis dado vosotros a mí durante estos días. Sois sin duda alguna lo mejor que me ha dado la carrera. Jamás os olvidaré, y espero que vosotros a mí tampoco. Que nos veamos por la calle y me saludéis, me bastará con una sonrisa. Me habéis llenado el alma cada vez que me habéis llamado profe, seño o mamá muertos de sueño y cansancio.

Quereos mucho, con vuestros defectos y virtudes. Todos somos especiales en este mundo. Quered a todos los que os rodean, amigos y familiares, ya que son los que os ayudarán cuando tengáis un día malo y triste. Y luchad por vuestros sueños, por lo que queréis ser algún día. Vosotros me habéis demostrado que tomé la mejor decisión del mundo cuando elegí ser profesora con tan sólo 11 añitos.

Sois maravillosos, no lo olvidéis nunca. Vuestra profe de prácticas Paula no os olvidará nunca y os quiere mogollón."

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hay chicas.

Te todo.

Vive la vida como si fuese el ultimo día.